La casa del futuro; lo que también es diseño.

28 09 2012

En este caso, el profesor propuso hacer un trabajo sobre aspectos cotidianos que no necesariamente se teoricen o se hagan estudios sobre ellos, pero que están relacionados con el diseño.

En mi caso escogí la idea de “el futuro2 y como lo representamos. En el siglo pasado el futuro se identificaba con el año 2000 ( o alrededores), y en esta fecha se colocaban coches voladores, escafandras, cass flotantes o alienígenas conviviendo con humanos.

El 2000 hace doce años que pasó! así que ahora…¿en que fecha ubicamos el futuro? y en ese futuro, ¿como serán los edificios entonces? ¿ Como se ha representado la casa del futuro?.

ESPECULANDO CON EL FUTURO…

NO UTILIZARÁS LA PALABRA FUTURO EN VANO.

Hola, vengo del futuro para traerte la mejor lejía! Y se queda tan ancha; con su peluca rubio platino, corte a lo Longueras en fase de investigación y vestida como una majorette en blanco y azul, (en el futuro siempre se viste de blanco), con toques brillantes, por supuesto. Ah! Y se tele transporta en el tiempo mediante burbujas que aparecen y desaparecen.

Pues así lleva años esta marca de detergentes mostrándonos una representación del futuro llena de tópicos que una vez superada la barrera del 2000 deberían haber quedado obsoletos. Eso si, en el futuro la mujer sigue siendo la principal responsable de que la ropa de toda la familia no amarilleé.

*En diversos blogs AQUÍ se habla de este anuncio que no deja indiferente…

Supongo que todos conocéis el anuncio de Neutrex futura. Si no lo conocéis os lo resumo: una madre de familia se queja de que la lejía le amarillea la ropa blanca y claro, el mundo se le viene encima. De repente, de un vórtice espacio temporal sale una mujer que viene del futuro a traerle la solución: la Neutrex Futura, una lejía del futuro que no hace amarillear la ropa.

La estética de la chica del futuro es digna de mención: ropa ultra futurista (aunque no tanto como la ropa de chico de ahora que venden en Pull&Bear o Berskha) apretada y brillante, con un peinado a medio camino entre la estética cyberpunk y la movida madrileña. Obviamente, la lejía que trae desde el futuro soluciona todos los problemas de la pobre madre del principio.

Pero a mi lo que más me escama no es eso. Vamos a ver, pongámonos en la situación: nos encontramos en un futuro lejano donde la gente viste látex apretado y lleva peinados raros. Hemos desarrollado los viajes espacio temporales de forma correcta (y no tan cutre como en Terminator, que al menos podemos viajar vestidos, aunque el anuncio mejoraría si la tipiña viniese desnuda) y viajamos al pasado a…darles lejía! Literalmente.

Igual yo soy muy idealista, pero si vengo del futuro les traería la cura para alguna enfermedad, alguna prueba de que dios no existe, algún avance técnico revolucionario (el nuevo Macbook o algo así xD) o la localización de un planeta donde viven amazonas con ganas de quiqui. Pero no se me ocurriría malgastar tal cantidad de neutrinos, quarks, muones y bosones de Higgs (porque no creo que un viaje espacio temporal se haga mezclando agua con azúcar no?) para traerle lejía a una tipiña que seguramente en ese futuro hipotético este muerta y su cadáver haya servido de alimento para los gusanos.

Pero igual yo soy raro. Es un anuncio bastante raro, ¿verdad?

Desde años atrás el futuro interesa a las personas y mediante estudios mas o menos serios, y sobretodo con el cine, se especula y fantasea sobre como viviremos de aquí 20, 50 o 200 años. Primero fue la barrera del 2000. El 2000 parecía tan lejano que no había problema en saltarse las leyes de la física hasta el momento conocidas y volar como si la gravedad se hubiera esfumado.

Pero hace doce años que dejamos atrás ese 2000 que parecía que no iba a llegar y que ahora ya forma pare del pasado.

Y ahora, ¿que fecha representa el futuro?

 

EL 2000 IMAGINADO EN EL 1900.

Un cambio de milenio es una excusa perfecta para pensar en cambios muy futuristas. Nosotros lo tuvimos cerca y ya lo vivimos, pero en 1910 ya pensaban sobre esta fecha y en ella se podían volcar todas los inventos que hubieran querido tener en su época para hacer más cómoda la vida cotidiana.

La Biblioteca Nacional Francesa (BnF) tiene recopiladas algunas ilustraciones de entonces que se regalaban con la compra de chocolate.

Villemard, 1910. Chromolithographie Paris, BNF, Estampes. Estas ilustraciones van de la 1 a la 8.

Unas ilustraciones similares también se distribuían en Alemania.

Hildebrands (a leading German chocolate company of the time). Estas ilustraciones van de la 9 a la 14.

Los inventos que se proponen para el año 2000 se reducen a unos pocos grupos temáticos:

Transporte

1.- Motos

2.- Tren elevado

3.- transporte aéreo de puerta a puerta

9.- barco con vista submarina

11.- Pavimento móvil

12.- Transporte de casas

Máquinas para facilitar tareas

4.- Corte automático de pelo

6.- Mecanización de la construcción de edificios

7.- Mecanización del aprendizaje

8.- Bomberos voladores

Comunicación

5.- Video llamada

10.- Visión a través de las superficies opacas

Controlar la meteorología

13.- Máquina para cambiar los fenómenos atmosféricos

14.- Cubierta para toda la ciudad en caso de lluvia

*Ilustraciones extraídas de AQUÍ y AQUÍ:

 Algunos de estos inventos antes del 2000 ya fueron posibles, algunos aun nos parece imposible que se puedan llegar a realizar, pero resulta curioso que las personas, aun perteneciendo a siglos distintos, solemos desear las mismas cosas: Viajar con rapidez, volar, realizar las tareas con menos esfuerzo, mas seguridad para las personas… y que no llueva el fin de semana.

 ¿COMO SE REPRESENTA EL FUTURO?

 Si se busca en google imágenes con la premisa “formas futuristas”, principalmente aparecen curvas exageradas, formas orgánicas, grandes dimensiones y principalmente color blanco como protagonista, seguido de otros colores flúor; principalmente el azul.

Si nos centramos en el diseño de espacios interiores, estas pautas se repiten. Las estancias y el mobiliario olvida las aristas para explotar la forma curva . Superficies blancas,  brillantes, con un aspecto de asepsia extrema.

Ejemplo de mobiliario.

Futurista, ese es el calificativo que más encaja con este diseño del italiano Favio Novembre. El primer vistazo evoca a un futuro lejano, de esos que nos presentan tantas producciones de Hollywood en las que todo el blanco, los edificios, los coches, los muebles, hasta las personas visten de blanco.

El asociar estas formas con el futuro está muy ligado al cine. El cine es una de las maneras más utilizadas para recrear el futuro. Cada director definirá la estética que utiliza para representarlo, aunque habrá elementos que se repetirán en la mayoría de películas. Como ejemplo, el primer fotograma que corresponde a la película de “La Isla”, de 2005, que simula una sociedad de mediados del siglo XXI. La estética que eligen para representarlo cae en bastantes estereotipos de los antes comentados. El segundo fotograma corresponde a la película “2001, una odisea del espacio” de 1968, donde se ha planteado un espacio también con mucha luz ( espacios retro iluminados), aunque mantiene mas sobriedad y calidez incorporando telas y también  un clasicismo al incorporar estatuas y mobiliario clásico.

ANÁLISI DE UNA PELÍCULA.

MI TÍO

Ficha

Dirección: Jacques Tati.
País:
Francia.
Año: 1958.
Duración: 115 min.
Género: Comedia.
Interpretación: Jacques Tati (Sr. Hulot), Jean-Pierre Zola (Sr. Arpel), Adrienne Servantie (Sra. Arpel), Lucien Frégis (Sr. Pichard), Betty Schneider (Betty), Jean-François Martial (Walter), Dominique Marie (Vecina), Yvonne Arnaud (Georgette), Adelaide Danieli (Sra. Pichard), Alain Bécourt (Gerald Arpel).
Guión: Jean L’Hôte, Jacques Lagrange y Jacques Tati.
Producción: Jacques Tati.
Música: Franck Barcellini y Alain Romans.
Fotografía:
Jean Bourgoin.
Montaje: Suzanne Baron.
Diseño de producción: Henri Schmitt.
Vestuario: Jacques Cottin.
Estreno en Francia: 10 Mayo 1958.
Reestreno en España: 4 Julio 2003.

CRÍTICA por Tònia Pallejà

Tiempos modernos

(…)En “Mi tío” la extravagante figura de Monsieur Hulot, su alter ego delante de las cámaras, regresaba a la vida y acabó por consolidarse como un personaje fijo en su filmografía, además de muy querido por el público. La cinta, escrita, dirigida e interpretada por Tati, como ya era habitual, fue merecedora del Premio Especial del Jurado en el Festival de Cannes de 1958 y del Oscar® a la Mejor Película Extranjera en 1959, amén de un aluvión considerable de galardones internacionales en toda Europa y América.

En esta ocasión conocemos a la remilgada parentela de Monsieur Hulot, los Arpel, a quienes visita con frecuencia en su ultramoderno chalet provisto de los más avanzados electrodomésticos (sólo la cocina, inmaculadamente blanca, ya es una compleja sala de máquinas donde sentirse perdido) y decorado con un estilo tan vanguardista como poco acogedor y funcional. Su oronda y avasalladora hermana siempre pasando un trapo para eliminar la suciedad inexistente y presumiendo de su vivienda “inteligente” ante los conocidos–, su cuñado –empresario del plástico, aburrido y papanatas, que cede a los caprichos de su esposa– y su sobreprotegido sobrino, Gérard –con quien Hulot comparte una entrañable amistad teñida de complicidad, pese a que el padre del niño no lo vea con buenos ojos– forman la típica familia burguesa que cae en los más ridículos comportamientos movidos por la apariencia, ese “querer ser” de cara a la galería y la posesión material como reafirmación de su estatus. (…)

  El realizador francés levanta aquí una crítica mucho más ácida contra la sociedad moderna, tecnificada y deshumanizada, en base a dos ejes narrativos: la industria de mangueras de su cuñado y la vivienda familiar de su hermana, ese domicilio completamente automatizado puesto al servicio de una nueva clase media-alta regida por lo superficial y lo frívolo, y con unas pretensiones de progreso tecnológico que no encuentra equivalente a nivel cultural. Es ésta una tradición temática que ya se inició con la genial “Metrópolis” de Fritz Lang, allí contada a través de una titánica fábula sobre la lucha de clases, pero en “Mi tío” Tati recoge sobre todo el legado de Charles Chaplin y su célebre “Tiempos modernos”, con un ser humano sometido a la dictadura de la máquina y despersonalizado por el trabajo en cadena. Esta prisión mecanizada afecta tanto al obrero como al ama de casa (véanse los problemas con que se encuentra Hulot cuando entra a trabajar en la empresa de tubos de plástico o intenta conseguir un vaso en la cocina de su hermana).(…)

*Información extraída de AQUÍ:

La casa del matrimonio Arpel juega un papel narrativo destacado en parte de la película. Acentúa las diferencias entre la ciudad  y la zona exclusiva donde se ubica la casa. En la ciudad todo es cercano, ruidoso, rápido y sucio. La casa es justamente lo contrario; llena de caminitos a seguir, limpia de forma impoluta, no deja opción a la improvisación de quien la habita o visita.

Esta película muestra una casa con estética funcional y racionalista de los años ’50.

También aparecen elementos propios del Streamline americano. El Streamline busca un diseño que embellezca los objetos (por ejemplo el Chevrolet que el marido regala por el cumpleaños a la mujer). Además, para acentuar la crítica a esta utilización de lo material para mostrar una distinción entre personas, se utilizan muchos mecanismos ridículos para hacer las tareas básicas. La cocina es como un laboratorio, todo en ella está mecanizado. Aparece, como curiosidad, un aspirador que funciona enchufado mediante cable, pero solo; entonces era otro guiño del director a la automatización ridícula y superflua, pero hoy en día cada vez más gente se plantea en comprarse uno de éstos (aunque no acabemos de ver claro como no se choca con los muebles…).

 

Escenas destacadas.

0:10:0.- Se ve donde vive el personaje protagonista del Tío. Para salir de su piso y llegar a la calle pasa por delante de los pisos de los otros vecinos.

0:17:00.- Se ve donde vive la familia Arpel, y como la mujer muestra su casa a las amigas. Se destaca el gracioso encuentro entre la mujer de la casa y la invitada que se produce tras seguir ambas el sinuoso caminito que atraviesa el jardín. Mira esta escena AQUÍ.

0:29:00.- Otra visita de una amiga a la casa muestra la automatizada cocina y lo orgullosa que está la dueña de poseer estos artefactos. Mira esta escena AQUÍ.

0:35:00.- El Tío, que no está acostumbrado a la casa, pondrá en entredicho la funcionalidad de tanto automatismo. Mira esta escena AQUÍ.

1:28:00.- Se muestra la fábrica que dirige el sr. Arpel y el coche que va a regalar a su mujer. Cuando llega a casa la mujer también lo sorprende con la instalación de una nueva puerta del parking, automática, que les acabará dando un pequeño disgusto por culpa del perrillo de la familia.

1:39:00 El Tío se queda a dormir en la casa, acogido por sus familiares, y ha de adaptar el mobiliario para acomodarse en él. Posteriormente la señora se apresura a volver a montar su salón y pasar el aspirador.

1:43:00 El contraste del Chevrolet colorido en medio de la ciudad  llena de tonos marrones.

Estas son solo algunas escenas que destacan la estética usada, aunque realmente se ha de ver toda la película completa para apreciar la ironía y transfondo que justifica la estética usada. Mira un trailer de la película AQUÍ.

CONCLUSIÓN

La estética del futuro propuesta por los contemporáneos parece que no vaya a variar demasiado. Nos alimentamos de la información y referentes anteriores a nosotros y aunque se introduzca algún cambio, hay clichés que parecen no cambiar. Seguiremos relacionando “futuro” con coches voladores, burbujas y robots (aunque éstos ya existan). Pero el camino que seguirá la arquitectura no será un único camino, serán tantos caminos como intereses o finalidades se busquen.

 Edificios sostenibles. Ser consciente que cada vez somos más que queremos acceder a más recursos para tener comodidades. Se buscará la manera de aprovechar los recursos naturales, reutilizar y autoabastecerse de energía. Hoy en día ya hay edificios diseñados con este fin, pero es un camino que justo está empezando a abrirse.

 Edificios demóticos. Este campo es el que parece acercarse más al futuro de botones y automatismos que funcionan mediante un chasquido de dedos. También este es un camino que ya se está abriendo pero que más allá de utilizarse para un uso superfluo se adapta a personas o familias que realmente necesitan una ayuda para mejorar su movilidad y tener una autonomía. También ayudan a la reducción de energía y por tanto pueden estar ligados a la categoría anterior.

 Edificios híbridos.

Esta denominación la reciben los rascacielos más altos que albergan en su interior un programa de usos amplio y variado similar al de una ciudad. También se les conoce como “ ciudades verticales. Este concepto sale como respuesta a la falta de espacio en las ciudades para construir, así que se recurre a la altura. Son quizá la tipología menos desarrollada. Si bien existen muchos prototipos, no se ha llegado aun a construirse ninguno que cumpla todos los requisitos para serlo.

*más información de edificios híbridos.

Revista A+T Hibrids I y II

Web del estudio de arquitectura GABburó AQUÍ.

Estos son varios caminos propuestos, aunque no son los únicos, pero la apuesta por una evolución a edificios y espacios funcionales, que aprovechen los avances tecnológicos y de materiales que van apareciendo para optimizar recursos a la hora de construir. La estética, no deberá ser olvidada, pues es importante que la arquitectura mantenga la estética de su entorno, pero estará al servicio de la función.

 

 

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: