Apropiación de una idea.

29 09 2012

 

1.- INTRODUCCIÓN Y CONCEPTOS BÁSICOS.

Información de EL PAÍS DIGITAL, viernes, 5 de diciembre de 2003 .

La exposición ‘Cocos, copias y coincidencias’ rastrea las copias y coincidencias de los objetos de diseño

Las imitaciones de productos afectan al 27% de las empresas españolas

F. SAMANIEGO Madrid

Bajo la bóveda de hormigón de la sala del Ministerio de Fomento, el diseñador Jaime Hayón ha levantado una ciudad para que Juli Capella y Ramón Úbeda, comisarios de la exposición Cocos, puedan colocar 150 copias, coincidencias, inspiraciones, homenajes y versiones de objetos originales. “No es una exposición acusatoria, ni somos jueces, afortunadamente”, afirmó Juli Capella, arquitecto, director del Año del Diseño (www.adb2003.org). “Es una muestra que enseña un problema, que afecta y molesta a diseñadores y empresas y da soluciones, en un país que tiene la voluntad de potenciar y defender la creación”. La exposición está organizada por el Ministerio de Ciencia y Tecnología, la Sociedad Estatal para el Desarrollo del Diseño y la Innovación (DDI) y el Fomento de las Artes Decorativas (FAD), y se celebra al coincidir el Año del Diseño y la nueva Ley de Protección Jurídica del Diseño Industrial, que sustituye a la anterior, de 1929.

Las dos gotas de agua del logotipo de Isidro Ferrer y los Hernández y Fernández de los carteles de la calle anuncian las comparaciones entre los falsos objetos y los originales, en un recorrido por 12 casetas o espacios de la ciudad de los Cocos. En la introducción se plantean las diferencias entre inspiraciones, coincidencias y copias y se ilustran con el I love NY y el contraste de imágenes del disco de Barbara Streisand y el cartel anterior de Juan Gatti para Hable con ella, de Almodóvar, y la aceitera-vinagrera de Rafael Marquina, el diseño más imitado desde 1961, que no fue patentado por su autor.

“Abrimos una brecha decidida en favor de ser original, de inventar el mundo, aportamos por la innovación creativa”, dicen los comisarios, tras reconocer que España fue “un país copión, donde durante décadas copiar de afuera estaba incluso potenciado, donde copiarse unos a otros también estaba tolerado”.

Por su popularidad o su calidad aparecen los objetos más copiados, como la silla de Jacobsen, la cafetera Moka o el reloj Swatch. Las copias tienen sus cifras: entre el 5% y el 7% del comercio internacional se realiza con productos pirateados; las empresas pierden por falsificaciones entre 200.000 y 300.000 millones de euros y el coste social es de 200.000 puestos de trabajo. Como ilustración, Ramón Úbeda se trajo de un viaje turístico por los paraísos de la piratería la maleta de Asia, con toda clase de objetos falsos. Un mapa de la copia sitúa a España (tejidos, ropa y pieles) y Francia (perfumes), pero también a Marruecos (artículo de lujo) y Nigeria (productos farmacéuticos).

El diseñador Rido Busse destaca desde 1977 los mejores plagios de productos del mercado, sobre todo alemanes, y en la exposición aparecen numerosos ejemplos, tras ver la película F de falso, de Orson Welles, y distinguir entre maniquíes y espejos el auténtico polo Lacoste. Otro ejercicio consiste en una visita al supermercado, “donde la batalla por el original es la más dura”, según Juli Capella, al identificar productos y marcas que juegan con la tipografía y los colores. No se olvidan de las diferentes opiniones de autores (Glaser, Rousseau, Hegel, Ricard, Mariscal, Verdú, Mendini) sobre el método de la copia, de las inspiraciones artísticas (de Starck, Mariscal y Tusquets) y de la legislación de defensa de la creatividad, con la Oficina de Patentes y Marcas. La propuesta de la muestra se amplía en imágenes y textos de especialistas en el catálogo-libro Cocos (Electa).

Cocos fue una exposición que en 2003 se hizo en Barcelona, y posteriormente fue a Madrid, donde los propios diseñadores recopilaban una amplia información sobre todo lo que abarca la copia y falsificación. De forma muy ilustrada, didáctica e incluso humorística, los propios afectados mostraban el problema de un práctica más común de lo que el usuario cree, y como esta puede dañar la propia industria del país.

 Con este trabajo se pretende dar una pincelada por algunas de las prácticas de imitación y falsificación más comunes para mostrar lo que a simple vista se nos puede pasar por alto.

Definiciones encontradas en la RAE.

COPIA: Imitación de una obra ajena, con la pretensión de que parezca original.

PLAGIO: Acción y efecto de plagiar

Plagiar: Copiar en lo sustancial obras ajenas, dándolas como propias.

IMITACIÓN: Objeto que imita o copia a otro, normalmente más valioso.

Imitar: Ejecutar algo a ejemplo o semejanza de otra cosa.

FALSIFICACIÓN: Acción y efecto de falsificar

Falsificar: Fabricar algo falso o falto de ley.

Falso: Engañoso, fingido, simulado, falto de ley, de realidad o de veracidad.

RÉPLICA: Copia de una obra artística que reproduce con igualdad la original.

Estas definiciones resultan vagas e inexactas y no distinguen entre los tipos de copias que se encuentran hoy en día teniendo en cuenta su nivel de exactitud y su fin.

Para encontrar definiciones más exactas nos remitimos a una página web de una reconocida asociación contra el plagio, la web Aktion Plagiarius.

PLAGIO: Imitación de un producto con el fin de su explotación económica. Se ejecuta de forma absolutamente exacta o con pequeñas modificaciones. De especial perfidia son aquellos que, gracias a una hábil realización, parecen, a primera vista, ser el producto original.

FALSIFICACIÓN: No es un plagio, sino un claro atentado. En el caso de una falsificación o engaño sobre la procedencia se ejecuta de forma perfecta. El comprador está completamente convencido de adquirir el producto de una empresa de renombre. La falsificación constituye un delito criminal penado en la legislación actual.

 RÉPLICA: En su sentido original, fue la repetición de una obra por el maestro ( segunda, tercera, etc… edición). En la actualidad se entiende cómo réplica la reedición de un proyecto  ( producto), anterior que lleva a cabo el titular del derecho de propiedad o su sucesor jurídico. Una réplica debe estar siempre identificada como tal.

EDITORES PIRATAS: Son empresas que realizan plagios incluso con estrategias de marketing. No producen ellos mismos sino que encargan la producción a un tercero. Como disponen de un buen sistema de distribución, pueden vender en poco tiempo un gran numero de unidades de un objeto plagiado.

PIRATERÍA DE MARCAS: Existen países en los que es posible registrar, de forma absolutamente legal , una marca original de otro país, con lo que aparece la paradoja de que el propietario original no obtiene en ese país el permiso de venta para su propia marca registrada. Si este no quiere quedar fuera de ese mercado, no tiene más remedio que tratar de llegas a algún acuerdo con el pirata de su marca, lo que, en la mayoría de los casos, resulta muy caro.

 2.- MECANISMOS DE DEFENSA ANTE LA COPIA.

La protección de las “ideas” o “inventos” que generan las marcas tiene sus raíces en el derecho romano. No es hasta el siglo XIX que se empieza a desarrollar el respeto a la propiedad intelectual

Trademark

Una marca registrada, (en inglés trademark), es cualquier símbolo registrado legalmente para identificar de manera exclusiva uno o varios productos comerciales o servicios. Suele mostrarse de forma abreviada con los iconos , M.R. o ®, aunque esto no es indicativo del registro de la marca ante la autoridad competente.

El símbolo de una marca registrada puede ser una palabra o frase, una imagen o un diseño, y el uso del mismo para identificar un producto o servicio solo le está permitido a la persona física o jurídica que ha realizado el registro de dicha marca o la que esté debidamente autorizada por quien la ha registrado.

Una marca registrada determina la identidad gráfica/física/operativa de un producto o servicio. Incluye elementos gráfico-visuales propios que diferencian el artículo de sus competidores, proporcionándole cierta identidad en el sector comercial. Además, se trata de una identidad registrada, protegida por las leyes correspondientes que puede utilizarse con exclusividad.

Fue en la era industrial cuando se empezó a dar valor a “la marca” como algo fundamental para desarrollar un negocio. Los pioneros en proteger su marca  fueron los hermanos Smith en 1866. Utilizaron sus propias efigies gravadas para que nadie confundiera la identidad de su firma.

*fig. Imagen de William (trade) y Smith (mark).

El copyright es el símbolo de la propiedad intelectual. Las publicaciones que indican que están protegidas con copyright dejan claro que el texto, las imágenes, la maquetación y portada del libro y que por tanto nada de esto puede ser reproducidos ( ni modificado) sin la autorización expresa del autor o propietario. El nombre de la persona que tiene “todos los derechos reservados” sobre esa obra, aparece siempre tras el símbolo.

 Actualmente, como alternativa al copyright, también ha aparecido la corriente “Copyleft” AQUÍ.

La definición de este término según la “fundación Copyleft” es: Grupo de licencias cuyo objetivo es garantizar que cada persona que recibe una copia de una obra pueda a su vez usar, modificar y redistribuir el propio trabajo y las versiones derivadas del mismo. Unas veces se permite el uso comercial de dichos trabajos y en otras ocasiones no, dependiendo que derechos quiera ceder el autor.

Con el copyleft es el propio autor quien decide que derechos cede. Se sigue reconociendo la figura del autor pero este permite que su obra se pueda copiar para ser distribuida e incluso modificada.

La efectividad de ejercer esta práctica puede depender de la legislación particular de cada país, pero en principio se puede utilizar para programas informáticos, obras de arte, cultura, ciencia, o cualquier tipo de obra o trabajo creativo que sea regido por el derecho de autor.

El término surge en las comunidades de software libre como un juego de palabras en torno a copyright: “derecho de autor”, en inglés (literalmente: “derecho de copia”). Se puede traducir por “izquierdo de autor”, y otro sentido de left en inglés: pretérito del verbo dejar o permitir. Se considera que una licencia libre es copyleft cuando además de otorgar permisos de uso, copia, modificación y redistribución de la obra protegida, contiene una cláusula que impone una licencia similar o compatible a las copias y a las obras derivadas.

Todo lo que esté registrado se distinguirá por la señal característica de la ®  .

La OEPM: Oficina Española de Patentes y Marcas AQUÍ.

La OEPM es el Organismo Público responsable del registro y la concesión de las distintas modalidades de propiedad industrial.

Gracias a la Propiedad Industrial se obtienen unos derechos de exclusiva sobre determinadas creaciones inmateriales que se protegen como verdaderos derechos de propiedad.

En España hay varios tipos de derechos de Propiedad Industrial:

Diseños industriales: protegen la apariencia externa de los productos

Marcas y Nombres Comerciales (Signos Distintivos): protegen combinaciones gráficas y/o denominativas que ayudan a distinguir en el mercado unos productos o servicios de otros similares ofertados por otros agentes económicos.

Patentes y modelos de utilidad: protegen invenciones consistentes en productos y procedimientos susceptibles de reproducción y reiteración con fines industriales

Topografías de semiconductores: protegen el (esquema de) trazado de las distintas capas y elementos que componen un circuito integrado, su disposición tridimensional y sus interconexiones, es decir, lo que en definitiva constituye su “topografía”.

Para cada uno de estos derechos hay una legislación aplicable. Los derechos de Propiedad Industrial permiten a quien los ostenta decidir quién puede usarlos y cómo puede usarlos.

Dichos derechos se otorgan mediante un procedimiento por el organismo competente (en España la Oficina Española de Patentes y Marcas) y la protección que dispensan se extiende a todo el territorio nacional.

*Toda esta información está extraída de su página web. Además también se puede consultar toda la normativa española, y internacional referente a las marcas, la propiedad industrial y las patentes.

Conflictos ante la ley.

Cuando la protección de la marca usando alguno de los mecanismos anteriores no ha resultado ser suficiente, se acude a la justicia. Caso a caso se van sentando precedentes que reafirmaran la defensa de la creación original.

En 1992 fue dictada la primera sentencia de un juez sobre un litigio entre marcas  por el derecho de propiedad industrial. La empresa DAE, productora de mobiliario, denunció a la empresa Rixaab por copiar varios de sus productos; entre ellos la escalera M/57 diseñada por Miguel Milà en 1975.

La sentencia reconoció los derechos de propiedad intelectual de los productos de DAE y condenó a Rixab en virtud e la Ley de Propiedad Intelectual de 1989, a no seguir produciendo ni comercializando esos productos y a retirar los ya existentes del mercado. Todos ellos, incluyendo los moldes y matrices que empleaban para fabricarlos, fueron destruidos.

Esta fue la primera sentencia y favoreció a DAE, pero años después, en 2003, la sentencia se volvió a repetir, pero esta vez en contra de DAE. Fue la empresa Santa & Cole, también editora de mobiliario, la que demandó a DAE por plagiar uno de sus productos, un banco diseñado también por Miguel Milà.  La nueva sentencia fue prácticamente de igual redactado que la de 1992, pero en este caso fue en contra de DAE

La primera imagen corresponde al banco de Santa & Cole, y la segunda al plagio de DAE.

Las empresas españolas tienen una nueva ley a la que ampararse, la Ley 20/2003 que se equipara a la legislación vigente en la Unión Europea.

3.- ¿QUÉ Y PORQUÉ SE COPIA?.

Copiar un buen diseño no siempre funciona. Se copia la forma, LA APARIENCIA, pero no se acierta en la función.

Aceitera Marquina, 1961 Partes clave de la aceitera anti goteo de Marquina.

*Extraído del libro “La utilidad en el diseño”, de Oriol Pibernat

Proyecto:Aceitera-vinagrera Marquina.
Año:1961
Autor
: Rafael Marquina. Diseñador, Arquitecto y Escultor
País
:España
Breve descripción
:Aceitera vinagrera anti goteo. Formada por un recipiente cónico y un pitorro donde se desliza el líquido.
Material:Vidrio transparente
Dimensiones:
Altura 17 cms, ancho base 9 cms. Capacidad: 200 cc.

Así, paradójicamente, el perfeccionamiento total del objeto, claramente superior en funcionalidad a los modelos tradicionales de aceitera, será alcanzado más de 40 años tras su nacimiento. Y quién sabe si será esto lo que favorecerá una generalización aún más masiva de su uso, incorporándose plenamente a nivel doméstico.

Buceando en sus orígenes, la aceitera fue producida con ocasión del primer congreso del ICSID al que fue invitada la organización barcelonesa ADI-FAD (división de diseño industrial del FAD). Allí, el objeto ya se exhibió como exponente del diseño industrial español, que entonces estaba aún en pañales.

A Marquina le gusta comentar la experiencia de niñez con la que, de alguna manera, empezó todo. Es decir, el recuerdo de como el mal diseño de las aceiteras tradicionales le había costado más de una reprimenda de su madre, al quedársele pegado, por el aceite derramado, el plato que se suele situar bajo la aceitera, y caerse éste al suelo en el momento más inoportuno y por más de una ocasión.

Aceitera tradicional del primer tercio del siglo XX. Imagen cortesía de Rafael Marquina.

Entrando ya en el proceso de diseño, ¿no se inspiró Marquina, para su trabajo, en la forma del matraz Erlenmeyer, tratando así de dar un toque de modernidad a un objeto clásico? En ningún caso, según el autor, que comenta que esta teoría le causó verdadera sorpresa al verla en diferentes reseñas sobre su trabajo. Fue por estos comentarios, explica Marquina, que conoció lo que era un Erlenmeyer.

Según el diseñador, la aceitera anti goteo se inspira, en realidad, en una botella del diseñador finlandés Tapio Wirkkala, realizada para la compañía ARABIA. Más allá de esto, el profesional afirma que buscó acercarse al máximo a figuras geométricas simples, algo a lo que da mucha importancia.

“El desorden es muy negativo para un buen diseño”, explica. “Lo primero que un diseñador debería plantearse cuando le hablan de un problema a resolver es el orden”, que, señala, se consigue en buena parte partiendo de formas básicas. Gracias a los buenos diseños, comenta Marquina, en ocasiones es posible incluso eliminar las engorrosas instrucciones de uso de algunos objetos y máquinas.

Volviendo a su aceitera, fueron ideas y formas sencillas -básicamente crear una especie de embudo recogedor de las gotas de aceite que se derraman y reconducirlas al recipiente a través de un plano inclinado con un pequeño orificio final- las que le permitieron crear un objeto de alta calidad.

“Una de las primeras cosas que hice fue suprimir el asa, porque si no gotea no tiene porque tenerla, ni hace falta poner un plato debajo”, explica Marquina, centrado siempre en la funcionalidad. En este sentido, al diseñador le gusta repetir que tras detalles como éste no se encuentra, en absoluto, la búsqueda de una estética más refinada. Asegura que fue tras quitar el asa, “sin querer”, cuando fue apareciendo del todo la forma de la aceitera.

 

 

 

 

 

 

 

 

*Algunas de las aceiteras anti goteo inspiradas por la diseñada por Marquina. Imagen del libro ‘Cocos, copias y coincidencias’ (editorial Electa)

Una forma copiada no precisamente por pocos, aunque no siempre de forma correcta. El diseñador posee una colección de cerca de 150 copias del objeto y afirma que “el 80% no funciona”. Lo más importante de la aceitera, algo que Marquina comenta que no entiende “como no todos han sabido ver”, es el plano inclinado de la superficie interior del embudo. Sin él, como ocurre en muchas imitaciones del objeto original, el aceite queda estancado, sin caer a la botella por el agujero, y la aceitera “no funciona”.

La Aktion Plagiarius AQUÍ realiza cada año los “Plagiarius Awards” donde se premian / denuncian, los fabricantes de productos que han hecho la mejor imitación de otro producto anterior y debidamente registrado. Además, esta asociación tiene un museo en Alemania donde se pueden ver estas copias.

Estos premios son una manera de desenmascarar producto que tienen una imagen copiada y que además que no están garantizados.

Viendo el ganador de la edición de 2012, unes llantas se comprueba que cualquier tipo de producto puede ser un plagio y que un comprador no experto en el tema será incapaz de distinguir el original de la copia.

Copiar una marca para atraer al comprador.

Se imita la tipografía y similitud en el nombre de la marca. Son los REPLICANTES.

Todos los productos que son líderes en su campo y que su marca es tan conocida que la gran mayoría de gente (sea o no sea usuaria) la conoce, produce que otros productores quieran introducir su producto en el mercado y usen la imitación de la apariencia del producto líder para introducirse en el mercado. Este “camuflaje” puede llevar a la confusión del consumidor que habituado a la imagen del producto líder compre el producto “replicante” que además le resultará más barato confiando que la calidad será igual que el producto líder.

Algunos ejemplos de replicantes que se ven a continuación copian tipografías, colores, diseño de las etiquetes y packaking… todo vale para captar la atención del cliente y confundirlo.

*Seguramente, a primera vista leeremos “Dolce & Gabanna” y “Play Station” en las fotografías que se adjuntan.

Ejemplo de apropiación de imagen para confundir y atraer al cliente. Local ubicado en la carretera de l’Hospitalet, Cornellà.

El siguiente ejemplo ilustra el poder El local de la imagen estaba ocupado por la empresa “Aurgi”, tienda y taller de coches que frecuentemente se anuncia por radio y en carteles de gran formato en la vía pública y por ese motivo es bastante conocida por los usuarios de este tipo de servicios. Después de un largo periodo de tiempo la tienda se mudó y en su lugar se puso otro taller que ofrece el mismo tipo de Servicio. El traslado fue inminente así que el cambio pasó inadvertido.

La nueva tienda ofrece un aspecto muy similar a la anterior. Los colores son los mismos pero invirtiendo el azul del fondo por el verde de la letra. La tipografía es igual e incluso el nombre de la tienda se parece.

Posteriormente al traslado de la Tienda Aurgi, éstos mismos detectaron la “estrategia” de las nuevas “Tiendas Autocentre y decidieron advertir a su antiguos clientes que NO fueran engañados! Que ellos se habían trasladado y que el taller ahora existente nada tenia que ver con la marca Aurgi. Esta advertencia estuvo colocada en un cartel de gran formato en la vía pública que contenía una gran flecha que señalaba a la tienda.

 

Viendo las dos marcas juntes se observan las diferencias, pero estando separadas nos olvidamos de los cambios y solo recordamos las similitudes de color , forma y nombre. Esto es lo que nos lleva a la confusión.

*Cartel de la nueva “Tienda autocentre” que imita la tipografía y paleta de colores de las conocidas “Tiendas Aurgi”.

4.- EL NEGOCIO DE FALSIFICAR

Mas allá del plagio de los fabricantes que intentan introducir sus productos tomando demasiadas ideas de las marcas consolidadas existe la falsificación de grandes y exclusivas marcas. Los consumidores estamos rodeados de campañas publicitarias donde la marca es lo que se quiere vender, el producto pasa a un segundo plano. Este valor y reconocimiento de la marca es lo que hace a la gente querer acceder a ella, mas allá de que el producto se ajuste más o menos a sus necesidades.

La falsificación de un producto va asociada directamente a un delito ya que el fin es estafar al comprador haciéndole creer que está comprando un producto de una determinada marca cuando en realidad no es así. Productos clásicos como los relojes de alta gama han sido de los productos más falsificados. Actualmente la falsificación ha ido más allá, sobretodo en artículos de complemento de moda (gafas de sol, bolsos, monederos, joyería),  y el comprador es consciente de que el artículo que está comprando es falso. ¿Se convierte el comprador en cómplice del falsificador?

Dentro de esta fiebre de marcas falsificadas que cada vez más se comercializan de forma abierta, sabiendo el usuario que son falsas, una de las más preciada es Tous.

Aunque los materiales con los que se realizan los bolsos falsos no son de la misma calidad que los originales, su imitación perfecta del diseño (forma, colores, estampado) y la falsificación de etiquetaje y packaking hace difícil reconocer que una pieza es falsa si no se es un usuario habitual de la marca. Lo mismo pasa con relojes y bisutería de la marca.

Muchas de estas falsificaciones se pueden adquirir en internet y se publicitan abiertamente en blogs:

VENTA EN TIENDA OFICIAL

A través de la web de la marca se puede acceder a la tienda donde se especifican todas las características del producto.

En televisión también se realizan numerosos reportajes de investigación sobre los productos falsificados y su mercado. Son reportajes vistos en numerosas ocasiones y que además dejan claro que existe un gran negocio con los productos falsos, que se sabe donde se venden y que los consumidores son conscientes de que lo que están comprando es falso.

Reportaje “Falses aparences” AQUÍ.

Sinopsis del reportaje extraida de la página web:

¿Ese regalo que le han hecho estas Navidades no el lo que parece? Societat Anònima hace una incursión esta semana en el mundo de las apariencias falsas. Bolsos, zapatos, camisetas, muebles, maletas, perfumes, calzoncillos y una larga lista más. Casi todo se falsifica y en la Comunitat Valenciana somos de los que más artículos falsificados compramos de España. Puede que sea porque el Puerto de València es el segundo de Europa por dónde más productos que no son “originales” entran.

En la aduana del puerto asistimos a la destrucción masiva de artículos falsificados que han sido confiscados. Los inspectores nos explican los trucos y la manera de trabajar de los piratas. Veremos cómo inspeccionan un contenedor hasta con rayos X. La radiografía, ya se sabe, no engaña. Es la prueba definitiva: muestra lo que hay. Y a veces hay muchas cosas que llegan bajo una apariencia que no se corresponde con lo que es en realidad.

 Claro que, para comprobarlo, no hay nada mejor que entrar de la mano de la policía local a confiscar productos falsificados en un mercadillo. Y es lo que hemos hecho en el mercadillo de Castella, en València, de dónde nos llevaremos algunas bolsas gigantes con el top ten de las falsificaciones, encabezado por el ubicuo Bob Esponja que, además de estar en el fondo del mar está un montón de falsificaciones de camisetas, pantalones y cuarenta mil artículos para niños. Los Gormitis y Dora Exploradora también son víctimas colaterales y omnipresentes.
Otro de los top son los calzoncillos de Calvin Klein y los bolsos de Tous (nos hemos encontrado el osito por todas partes), y la ropa interior es uno de los objetivos prioritarios de los ‘clandestinos’. Una pieza original vale unos 27 euros, mientras que la imitación nos puede salir por 3. Es la diferencia entre original y copia, y claro, nos preguntamos por qué la gente compra un producto que se ve de lejos que no es de los buenos.

Debe de ser el poder irresistible de la marca. Y hay muchas marcas valencianas que son precisamente víctimas de los copistas. En la feria del mueble nos enseñarán lámparas que han sido fusiladas y muebles que copian en medio mundo, especialmente en China, y que incluso se venden más caros que el original, y eso sí que es original.
En Elx, acompañamos a el propietario de una marca de zapatos para recorrer el polígono del Carrús, dónde hay un montón de establecimientos chinos dónde se han confiscado zapatos falsificados, incluso de los que hacen en su fábrica. Nos enseñarán también lo que cuesta hacer unos zapatos buenos, y lo rápido y barato que resulta hacer una copia.
Negocios en falso, copias de perfumes con nombres increíbles, ositos multiplicados hasta el infinito, calzoncillos “fraudulentos” y dibujos animados “simulados”. En ese macrocosmos hemos querido hacer un programa original, Societat Anònima a la máxima potencia.

 Turismo de falsificaciones.

Los países asiáticos son un destino para los turistas que buscan comprar falsificaciones dentro de grandes centros comerciales , con total impunidad. Estos centros están permitidos en el país y además en ellos se informa de manera escrita en repetidos carteles que “todo lo que allí se vende es falso”. La responsabilidad recae directamente sobre el comprador.

Las imágenes que se adjuntan son de un producto comprado en uno de estos mercado de China (proporcionadas por una persona conocida), y es una clara imitación de IPAD, pero que nada tiene que ver con Mac. Su sistema operativo es diferente y es el propio vendedor del centro donde lo compras quien te facilita el software. El aparato funciona correctamente y el precio, después de regatear durante mucho rato, es cuatro veces menor que el original.

Paradójicamente en china se sigue manteniendo una artesanía que se muestra al turista como algo valioso y único, propio del lugar. Si se reivindican los oficios propios del lugar( aunque no se dignifica la figura del artesano, que suele trabajar en muy malas condiciones) y se venden sus piezas a elevados precios, es curioso ver como a la vez se promueve el comercio de la falsificación.

5.- CONCLUSIÓN

 La picardía que lleva a querer tener lo mismo a un menor coste parece intrínseca en la persona, y lleva a no pensar en la obviedad de que nadie da “duros a cuatro pesetas”. Si no hay una investigación, una idea y una finalidad, no puede haber un buen diseño. Si se copia se consiguen resultados inmediatos pero fracasos a medio y largo plazo.

La competencia cada vez mayor entre mercados y el aumento de población que quiere consumir, lleva a buscar la manera más rápida y barata para producir. Del usuario depende que esta práctica se acabe consolidando como válida o que se apueste por la originalidad para poder seguir avanzando.

 

 PARTE DE LA INFORMACIÓN GRÁFICA Y ESCRITA HA SIDO EXTRAIDA DEL LIBRO:

“Cocos, copias y coincidencias. En defensa de la innovación en el diseño”.

Catálogo de la exposición homónima realizada en Barcelona en el 2005.

Autores. Juli Capella y Ramón Úbeda.

Editorial: Electa.

 

 

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: